Mi Madre

Mi buena Madre, que me enseña a amar a todas las personas. Para todos ustedes: Retales de su sabiduría intrépida y alegre. Su nombre: Sra. María Durán de Bellido. ¡Mi buena Madre! :D www.catholicosonline.com www.flosdeiproductions.com www.visioncatolica.tv

“Si de veras llegásemos a poder comprender, ya no podríamos juzgar.” 21 junio 2009

Filed under: ***** Juzgar - Comprender — hijasuya @ 5:22 pm

“Si de veras llegásemos a poder comprender, ya no podríamos juzgar.”

¿Quiere decir eso que es bueno juzgar?

Lo que no se puede hacer es permitir el mal, porque Jesús ‘juzgaba’ a los fariseos y en su cara los llamaba hipócritas.

Entonces ¿Qué ocurre en comprender? ¿Si comprendiéramos no juzgaríamos? Y si no ‘juzgáramos’ el mal acamparía por el mundo.

Juzgar no se puede juzgar para sentenciar, se debe tener criterio del bien y del mal y hablar del pecado pero no del pecador. Porque luego nos hace mal tener este rencor por los que obran mal, por los que permiten y apoyan el aborto por ejemplo.

Difícil el arte de vivir, el arte de ser santos, porque Juan Bautista lo mataron por ‘juzgar’ a Herodes, que no le era lícito estar con la mujer de su hermano.

Con la frase de hoy, realmente ¿Qué tenemos que hacer los que realmente se portan mal y hacer el mal ya sea en plan social o personal?

Al final, como siempre, mi amado esposo tendrá razón. Rezar por todos, no hablar de los malos que hacen el mal, y esperar en Dios que es Todopoderoso, y confiar que si lo permite es por algo. Dios rige el mundo dentro del mismo caos del mundo. Entender eso cuesta y es cuestión de fe, pero da paz y ayuda al mundo a ser mejor y los malos se quedan en el olvido. Porque a veces como a San Bautista nos pueden cortar la cabeza, ellos siguen igual en su maldad y se pierde un santo que podría ayudar a la humanidad. Se podría ‘pasar’ de todo por tener la confianza puesta en Dios y su justicia. Tengo que ‘trabajar’ eso, viviría más feliz y podría rendir más y mejor para Dios, sin esa angustia de los malos que hacen maldades pero que no sé ni los comprendo y muy posiblemente que tienen sus porqués para llegar a eso…

Es difícil ser santo, pero hay que intentarlo, y los santos, son santos por la misericordia y la acción misma de Dios apoyada a la voluntad de la persona que por su fe Dios lo santifica.

Entonces me digo: “María no puedes juzgar a la ministra, ni puedes juzgar a nadie, ni perder la paz por la maldad de nadie, porque si Dios lo permite será para algo positivo más adelante”. Pero… es que si nadie hace nada ¿no avanzará el mal?

El mal avanza porque los buenos no se comportan bien siempre. No se puede devolver mal por mal, se debe uno apartar de los malos y ni hablar con ellos ni de ellos, sino poner la confianza y la esperanza en Dios.

¡Vaya complicada que es la vida! ¿no?

Pero tiene  su lógica, si no podemos juzgar a  nadie; no juzguemos a nadie.

Vaya… Tendré que ir a confesarme.

About these ads
 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.