Mi Madre

Mi buena Madre, que me enseña a amar a todas las personas. Para todos ustedes: Retales de su sabiduría intrépida y alegre. Su nombre: Sra. María Durán de Bellido. ¡Mi buena Madre! :D www.catholicosonline.com www.flosdeiproductions.com www.visioncatolica.tv

“Sólo el que vive de rodillas ve gigantes a sus enemigos.” 31 julio 2009

Archivado en: ***** Virtudes - Actitudes — hijasuya @ 8:52 am

“Sólo el que vive de rodillas ve gigantes a sus enemigos.”

  

 

Exacto, no es que haya que ir con un laurel como corona, pero hay que ir ante los demás con la dignidad de ser todos iguales en que somos personas y unos saben más de una cosa y otros de otra, y unos tienen más de una cosa y otros de otra, pero en eso de las cosas, las cosas materiales se estropean, se acaban, etc, en cambio las cosas espirituales, los buenos sentimientos, la educación y el carácter, eso no tiene competitividad delante de lo material porque lo material con dinero se compra pero el carácter, si no se es bueno, se es malo, sino peor; siempre ganará a otra persona, ya sea en un ‘duelo’ como ante los demás, lo que es hoy ahora la persona una o la otra, porque se puede admirar una casa, un coche, un jardín, unos vestidos. A mí me gusta la belleza y sé valorarla y apreciarla ya sea en lo que tengo o tienen los demás, incluso sé disfrutarla si no es mía, apreciarla y comentarla. Hay algo que tengo muy claro, si viviendo en Gracia de Dios no tengo una cosa, es que esta cosa o persona me perjudicaría para mi santidad, así que, me esfuerzo lícitamente por ello, y si aun así no lo tengo o de momento no lo tengo, lo acepto y sigo con el cumplimiento del deber diario.

 

No me gusta amargarme por cosas materiales y sé que las espirituales se necesita de Dios y de tiempo, y mientras tenga vida tengo esperanza de todo ello. No desisto de poseer todo lo bueno y lícito que hay en la vida, porque Dios es Padre y yo soy su hija, a él me arrodillo para que si quiere me ayude a tenerlo, pero no me arrodillo ni ante mis semejantes ni ante la vida misma, porque ¡hay tiempo! Y… nos vemos las caras… Sí, soy una luchadora. Me fascina progresar en la vida en todos los ámbitos, empezando por el espiritual, añadiéndole la instrucción, los estudios,   continuando con el afectivo y terminando con el material.

 

Soy de las que creo en los milagros, en llegar a tocar las estrellas, en volar y en que todo lo imposible puede ser posible con tiempo, voluntad, preparación y sabiendo que quiero. Y quiero un mundo mejor para todos. Dios quiere lo mismo y a Él me uno, y esos gigantes, como dice la frase de hoy, no hay que verlos estando de rodillas, sino mientras vamos trabajando, cumpliendo nuestra labor, mientras vamos mirando cara a cara lo que hay, sin esconderme, sin disimular, siempre cara a la verdad y con la verdad, señoras y señores, se pueden hacer muchas cosas; con la mentira estamos perdidos, sólo podemos hacer una cosa, hacer que la mentira diga la verdad.

 

 

 

 

Ser excelente es lo mínimo que podemos hacer para la sociedad. 21 julio 2009

Archivado en: Acción - Obras — hijasuya @ 11:40 am

Ser excelente es lo mínimo que podemos hacer para la sociedad.

 

Vivimos en sociedad y cuando realizamos algo, estamos legando alguna cosa para esa colectividad. Entonces, lo mínimo es hacer todo de forma excelente.

Porque entonces, el legado será de excelencia y será una herencia que acompañará muchas generaciones futuras que seguirán ese ejemplo. Y el resultado final de la excelencia en el mundo es un mundo mejor, un nuevo mundo

 

 

Tan  magnífica reflexión me ha llenado de alegría el alma, porque es así como dice, como tenemos que hacer las cosas, para esta generación futura que depende de nosotros y del ahora que sea una generación mejor y más feliz y realizada.

 

Hay que hacer las cosas bien, porque son por las obras de la fe que nos salvamos y por nuestras obras demostramos lo que somos y lo que pensamos.

 

Cuando alguien nos hable o lo conozcamos, interesémonos por sus obras y con las palabras de su boca nos mostrará lo que tiene su corazón.

 

Si es una persona que nos critica, que no ha hecho algo digno en su vida, entonces no hagamos caso de sus palabras que pueden ser elaboradas para hacernos caer en depresión y que dejemos de intentar imitar a Dios, que es este nuestro destino de perfección: Seguir a Cristo.

 

 

Que yo no pierda la 17 julio 2009

Que Dios no permita que yo pierda el romanticismo, aún sabiendo que las rosas no hablan…


 Que yo no pierda el optimismo, aún sabiendo que el futuro que nos espera puede no ser tan alegre…


 Que yo no pierda la voluntad de vivir, aún sabiendo que la vida es, en muchos momentos, dolorosa…


 Que yo no pierda la voluntad de tener grandes amigos; aún sabiendo que, con las vueltas del mundo, ellos se van de nuestras vidas…


 Que yo no pierda la voluntad de ayudar a las personas, aún sabiendo que muchas de ellas son incapaces de ver, reconocer y retribuir, esta ayuda…


 Que yo no pierda el equilibrio, aún sabiendo que muchas fuerzas quieran que yo caiga…


  Que yo no pierda la luz y el brillo en la mirada, aún sabiendo que muchas cosas que veré en el mundo, oscurecerán mis ojos…

 

 

 

Que Dios no permita que yo pierda el romanticismo, aún sabiendo que las rosas no hablan…

 

.- Las rosas no hablan nuestro idioma pero tienen el suyo propio: Amor. No perderá nadie el romanticismo si Ama a Dios, porque el Amor de Dios en cada uno de nosotros es un amor Más que romántico, porque Dios es celoso, posesivo, exclusivo, único y nos Ama para siempre. Es el enamorado del Cantar de los cantares, y nosotros seamos hombre o mujer, para Dios que es Espíritu en Su Amor nos Ama como el Enamorado a la criatura de sus manos, aún más nos ama que no un romántico, porque además él nos planeó, nos pensó y nos creó, y  nos dio a la vida, porque como perfecto enamorado quiere que aceptemos Su Amor Eterno LIBREMENTE: porqué nos de la gana, y por ese “Sí te Amo Dios” nos volvamos como él pensó que fuéramos: perfectos: santos.

 

.- Ay el amor de Dios: Que locura de Amor maravilloso.


 Que yo no pierda el optimismo, aún sabiendo que el futuro que nos espera puede no ser tan alegre…

 

.- Al contrarío, amigos míos, al contrarío; el futuro es siempre MARAVILLOSO, porque conocemos el pasado y conocemos los errores que hemos hecho y hacemos nuevos planes, mejores proyectos, que llevamos a la práctica en este presente lleno de oportunidades por el hecho de tener vida, por el hecho de ser racionales y poder pensar y crear ideas y hacer planes mucho más seguros porque hemos aprendido a vivir: viviendo.

 


 Que yo no pierda la voluntad de vivir, aún sabiendo que la vida es, en muchos momentos, dolorosa…

 

.- La vida es dolorosamente MARAVILLOSA, porque vivir es la oportunidad de SER, y por ser SOMOS LIBRES, ¡LIBRES! Oh amigos míos, sabed lo que significa ser libres, significa hacer lo que nos de la gana para hacer el bien siempre, es montar mil y un planes para hacer mejor lo que hicimos ayer, es renunciar al mal y hacer el bien: PESE A QUIEN PESE, CUESTE LO QUE CUESTE. Vivir es para ti, para los que saben aceptar que lo vivido hasta hoy no fue lo mejor de lo mejor, pero que de hoy en adelante puede ser mejor que lo que hicimos, puede ser lleno de libertad en el bien de hacer las cosas bien por amor a Dios y no a ninguna criatura humana, ni a nosotros mismos. Me maravilla a mí mi director espiritual, que es un santo sacerdote, y él ha hecho maravillas con tanto bien como hace y ha hecho, pensando sólo en agradar a Dios. Pienso que todos tendríamos que tener algo de ‘sacerdotes’, es decir, ellos viven sólo por Dios y todo lo hacen por Dios y todo lo ven con los ojos de la Divina Providencia. Sí, tendríamos todos que saber lo que saben los sacerdotes y lo han aprendido estudiando su fe, el que Dios es Su Luz y sólo piensan en Él confiando en Él.  

 


Que yo no pierda la voluntad de tener grandes amigos; aún sabiendo que, con las vueltas del mundo, ellos se van de nuestras vidas…

 

.- Sí se van, pero se llevan parte de lo que han aprendido de nosotros. Ya por siempre estaremos en sus recuerdos, y ojala dejemos buen ejemplo de bondad y piedad y sobre todo de Amor a Dios en ellos.

 


Que yo no pierda la voluntad de ayudar a las personas, aún sabiendo que muchas de ellas son incapaces de ver, reconocer y retribuir, esta ayuda…

 

.- Si se hace todo porque Dios lo quiere y lo espera de nosotros, es que ni nos damos cuenta de que ayudamos, porque lo hacemos como algo natural en nuestra esencia de ser discípulos de Cristo.

 

 


 Que yo no pierda el equilibrio, aún sabiendo que muchas fuerzas quieran que yo caiga…

 

.- Le es más difícil caer al humilde, al que sabe que puede caer. Y Dios es más Grande y Poderoso que todo mal. Tenemos la guía de los Diez mandamientos de la Ley de Dios, hay que sabérsela y hacer a menudo examen de conciencia. Vamos, que hay que tener nuestro motor, el corazón, en óptimas condiciones para avanzar rápido y presto a la santidad, que esto es un bien para todos, el que seamos santos. 

 

 


  Que yo no pierda la luz y el brillo en la mirada, aún sabiendo que muchas cosas que veré en el mundo, oscurecerán mis ojos…

 

.- Si sabemos y sabemos que lo importante es salvarse, más que lo que se vive y vivimos, veremos que lo que el mundo llama desgracias para el alma pueden ser bendiciones porque al sufrir nos unimos a Dios y lo encontramos y dejamos que Él nos ame ya que el mundo no lo hace y al dejarnos, al dejarse amar por Dios y amarlo, aunque suframos de enfermedad, de dolor, de hambre, de persecución, de pobreza, de martirio o incluso de muerte, Dios nos espera en la Eternidad y allí se gozará uno de lo que aquí a sufrido o le han hecho sufrir, porque la vida es para morir e ir al Cielo; nada más que para esto.

.-Recemos por la Salvación del mundo. Con esto aunque nuestros ojos se llenen de lágrimas por el sufrimiento de nuestros hermanos, todos hijos de Dios, y, aunque nuestro corazón se parta y se haga a trocitos por tanta injusticia como hay en el mundo, sabemos que por nuestra oración Dios ha hecho algo bueno, MARAVILLOSO, en cada alma que sufre, en cada corazón que agoniza, en cada cuerpo que padece, en cada alma que no ha encontrado a Dios. Oración y ejemplo, y en el ejemplo está hacer lo que podamos según nuestras circunstancias, pero rezar y dar ejemplo de buenos cristianos eso, todos podemos: DEBEMOS. Y aguantar lo que veamos porque Dios también lo ve y llora y espera que hagamos todo lo que podamos, cada uno, si no podemos más, aceptémoslo porque Dios que es Dios acepta nuestra libertad. Él salva a las almas y deja a los cuerpos en manos de la naturaleza y las personas que pueblan la tierra, y nosotros podemos rezar y Dios, por nuestra oración hace milagros, porque ES DIOS y nuestra libertad de pedir por nosotros y por los demás, desata las manos de Dios y aunque no quieran, salva almas y cuerpos, según la fe de la oración y Su Sapientísima Voluntad.

 

Dios y el granjero

Archivado en: ***** Sufrimiento,***** Vida-Meta,Acción - Obras — hijasuya @ 4:42 pm

Dios y el granjero

 

Cuentan que hace años Dios decidió bajar a la Tierra, para percatarse de cómo andaban las cosas, viéndolas y sintiéndolas tan de cerca como los mismos hombres.

 

Decidió vestirse de blanco y entrevistarse con el hombre más inteligente de una comunidad de granjeros.

Los sabios de aquella región escogida dialogaron a fin de designar a uno de ellos para la gran entrevista, que se llevaría a cabo en la cima de la montaña más cercana.

 

Se eligió a un granjero viejo al cual le encargaron algunos cuestionamientos para ser planteados al Creador. Aquel viejo se armó de valor y se acercó a la luz blanca donde estaba Dios.

 

Con voz nerviosa empezó a decirle:

-Puede ser que seas Dios y que hayas creado este mundo. Probablemente has hecho todas las cosas bien, pero por lo que yo he aprendido en los campos, tú no sabes nada de agricultura; qué bueno que has bajado a la Tierra a enterarte, porque tienes cosas que aprender y rectificar.

 

-Con gusto me pongo a tu disposición –afirmó Dios-. Escucharé tus consejos y todo lo que señales me interesará.

 

-Yo creo –contestó el anciano- que hay muchos errores en eso de los ciclos de la luna, el sol y las estrellas; en lo referente a las tempestades y terremotos, pero para no abrumarte, los sabios de mi pueblo sugieren que nos des el tiempo de un año, y las cosas se hagan a nuestra manera.

Veremos lo que pasa, estamos seguros de que al corregir eso, nadie en el pueblo padecerá pobreza.

 

-¿Qué es lo que piden? –preguntó el Altísimo.

 

-Que en estos doce meses no queremos truenos, ni nubarrones, mucho menos ventarrones, ni plagas para las cosechas, ni demasiado calor.

Queremos que todo sea confortable para la tierra, perfecto para el trigo, los viñedos y las flores.

Dios estuvo de acuerdo con las peticiones y condiciones del granjero.

 

Se fueron cumpliendo una a una. Todo fue confortable, cómodo, a favor; el sol cálido, la lluvia dulce y mansa, todas las cosas eran lógicas y perfectas, el trigo y las plantas crecían mucho más que en años anteriores.

 

Al término del plazo, Dios se presentó en los campos del granjero. Este orgullosamente le dijo:

-Mira, Señor, ¡Cómo van de bien las siembras! Observa y toma consejo sobre lo que son buenas cosechas. Esta vez los frutos de todos sí valdrán la pena, por muchos años tendrán bastante comida aunque no trabajen.

 

 

Pero llegó el tiempo de levantar las cosechas, y ante la sorpresa de todos los pobladores de la región, la vaina no tenía trigo, las naranjas estaban insípidas, las rosas carecían de aroma.

 

-¡Señor! –preguntó el granjero-. ¿Qué pudo haber pasado para que todo sucediera así?

 

-El error estuvo –contestó Dios- en que eliminaron los elementos naturales que dan la fuerza con la que germina y crece la semilla.

 

Los ventarrones, los truenos y los relámpagos son indispensables para madurar el alma de las cosechas.

 

 

¡Maravilloso! Sencillamente una maravillosa reflexión de vida.

 

El sufrimiento de la misma vida nos ayuda a tener una buena cosecha, si es que no nos dejamos ‘morir’ por la rabia o frustración o el miedo a los elementos naturales contrarios a la armonía y a la paz, pero que una vez pasados, consiguen de nosotros sacar lo mejor.

 

Aceptemos la vida tal y como es, preparémonos para las tormentas con el escudo de la fe y la práctica de las virtudes, seamos capaces de aceptar la realidad, aguantar y esperar que pasen los malos tiempos, porque la vida se mueve a ciclos y así es, y así hay que saberlo, esperarlo y afrontarlo con la dignidad de ser personas y las personas tenemos inteligencia y con ella podemos entender y afrontar las tormentas y cualquier cosa que nos provoca mal estar, y siendo siempre buenos, todo estará bien en nuestra vida; aunque soplen los vientos.

 

 

Espigas 22 junio 2009

Archivado en: ***** Virtudes - Actitudes — hijasuya @ 9:30 am

ESPIGAS

Enviado al campo para ver si estaba ya a punto para ser segado, el muchacho volvió a su padre y le dijo:

- Me parece que la cosecha será muy pobre, padre mío.

- ¿Por qué? – le preguntó éste.

- Porque he notado que la mayor parte de las espigas están dobladas hacia abajo, como desmayadas, seguramente que no valen nada.

- ¡Mi hijo pequeño!- le dijo su padre. – Has de saber que las espigas que viste dobladas, lo están por el peso del grano, en tanto que las que están levantadas, rectas hacia el cielo, pueden hacerlo porque están medio vacías.

Así en la vida de los hombres. Cuando alguno levanta la frente lleno del mal orgullo, es porque en su interior tienen bien poco peso de juicio.

El hombre sabio, cuanto más sabe, más siente la humillación de lo que le falta saber.

El hombre de veras noble de corazón, no puede enorgullecerse de ello, porque conoce cuánto más noble debería ser.

¡Que maravilla! ¡Qué belleza! Dios mío y qué sabiduría y qué maravillosa forma de explicarlo. Muchas gracias. ¡¡Que gozada!! ¡¡¡Dios!!! :D

 

Cuando el cielo está gris… Acuérdate 21 junio 2009

Cuando el cielo está gris…

Acuérdate cuando lo viste profundamente azul.

Cuando sientas frío…

Piensa en un sol radiante que ya te ha calentado.

Cuando sufras una temporal derrota…

Acuérdate de tus triunfos y de tus logros.

Cuando necesites amor…

Revive tus experiencias de afecto y ternura.

Acuérdate de lo que has vivido

y de lo que has dado con alegría.

Recuerda los regalos que te han hecho,

los besos que te han dado,

los paisajes que has disfrutado

y las risas que de ti han emanado.

Si esto has tenido…

Lo podrás volver a tener y lo que has logrado,

lo podrás volver a ganar.

Alégrate por lo bueno que tienes y por lo de los demás;

desecha los recuerdos tristes y dolorosos,

no te lastimes más.

Piensa en lo bueno, en lo amable,

en lo bello y en la verdad.

Recorre tu vida y detente en donde haya bellos recuerdos

y emociones sanas y vívelas otra vez.

Visualiza aquél atardecer que te emocionó.

Revive ésa caricia espontánea que se te dio…

Disfruta nuevamente de la paz que ya has conocido,

piensa y vive el bien.

Allí en tu mente están guardadas todas las imágenes…

Y sólo tú decides cuáles has de volver a mirar !

Así ocurre en la vida, es un círculo, en el que va pasando la vida y vamos viviendo y nos vamos puliendo, podemos conseguir de nuevo todo, pero con el alma predispuesta de forma distinta.

Nuestra inteligencia y saber creen siempre y por lo cual lo que vivimos es mejor si se sabe acoplarlo a otra dimensión: La dimensión del amor.

Nadie está sólo: Tiene un maravilloso ángel de la Guarda, un Padre Dios, un Hermano Dios, una Madre: Madre de Dios y El Amor en Dios Espíritu Santo; y por la comunión de los santos, se conecta con las personas que aman a Dios sobre todas las cosas, ya sea los que han partido como los que siguen en este mundo.

¡Hay que dejar lastre!

Y eso es lo que ocurre cuando se viven momentos críticos de duras penas; ¡que hay que quitar lastre! para el bien de nuestra santidad. Que la vida va de eso: de ser santos.

Todo se puede en Cristo que nos fortalece.

Yo ’veo’ un futuro radiante para los que SABEN de que va la VIDA; esos, después de sufrir ríen. Los demás, no ríen jamás con el alma, y ¡eso cansa! Y no da la satisfacción a un corazón que es sensible al Verdadero Amor.

Eso que describes tan bien, yo lo viví, lo superé y hoy soy muy feliz y sobre todo tengo paz en mí misma. Hallé a mí amado esposo e hicimos un mundo nuevo: el mundo de nuestro amor. ¡Que gozada!

Todo se supera, todo se pasa, todo tiene un ¡BASTA!, de Dios, pero Él, Dios, es así: ¡Nos quiere sin lastre! Sólo para Él. Y los que amamos lo comprendemos, porque por ejemplo, yo quiero también sólo mi esposo para mí, pues es lógico que Dios nos quiera a cada uno para Él, pudiendo compartir en un santo matrimonio: hombre y mujer, ese Amor en Dios, unidos en la alegría de los hijos: el fruto de ese amor trino de los dos con Dios.

Yo, de ser Dios, también quisiera que me amaran sobre todas las cosas y más que a nadie; y luego de saberlo por las obras, los lanzaría al mundo para que lo propagasen a sus hermanos: todos los hombres, para que por uno, por unos, ¡los Santos! El mundo lo amase. Dios es claro y está claro en el Primer mandamiento de Su Ley: Amarás a Dios sobre todas las cosas, y si tú has pedido hacerlo: ser santo; no te extrañes de que te quedes sólo, de que pierdas lo material y puramente humano, es la vida de JOB, repásala y verás que Dios dejo a Satanás que probara a Job en todo, menos en matarlo; y Job fue probado; perdió hijos y mujer, dinero, casa, bienes, criados, y los amigos lo fastidiaron con sus vanas palabras, y JOB resistió, y Job dialogaba con Dios. ¡Leed a Job! Y sabréis que luego de probado por Satanás ¡el fastidioso! Dios le colmó con Su Amor comprobado, no de palabras y oraciones, sino en los hechos que vivió y resistió; y le dio Dios otra mujer y nuevos hijos y toda la riqueza perdida en más y mayor abundancia de bienes y prestigio social.

Quien pase la vida de Job, que sepa ¡como las gasta Dios! Es decir… Que deja a Satán que nos fastidie, que utiliza a los amigos para tentarnos y usa de la enfermedad para aprender a ser mortificados, y luego, CUANDOA ÉL, A DIOS, LE PLACE. Grita desde lo alto: ¡¡BASTA SATANÁS!! Y la fiera desaparece, y vienen los Ángeles y te sirven.

Que sirva la vida de Job, el justo Job, como señal de que Dios nos ama, y que por amar nosotros a Dios, Satanás nos persigue y nos quiere hacer renunciar al Verdadero Amor. Pero que si resistimos, Dios nos da lo perdido y más y mejor. ¡Dios es maravilloso!

A Dios no se le puede engañar; Dios quiere saber si es verdad que lo amas o son sólo palabras vanas. ¡Te va a probar! ¡¡Estás avisado Job!!

 

“Es más fácil

“Es más fácil saber cómo se hace una cosa que hacerla.”

Por eso el mundo va como va, porque falta la práctica de la teoría. El cumplimiento del deber, la obediencia a la Sabiduría.

Y sin embargo cuando somos capaces de acoplarnos a ella, cuando cambiamos nuestra manera de actuar y vamos haciendo lo que sabemos que tenemos que hacer, pasan unos tiempos muy duros, hasta que no se acopla toda nuestra vida a nuestro deber, pero luego es la PURA FELICIDAD, la alegría de obedecer a lo que somos, a lo que por inteligencia QUEREMOS SER: es disfrutar de la LIBERTAD, y eso te da un goce tal que parece que flotas en la medida que tu corazón es libre de malas influencias de uno mismo y de los demás y haciendo lo que debes, eres lo que Dios te hizo: una persona para Su Gloria, y en darle Gloria a Dios, es eso es el mayor goce que puede experimentar un alma en un cuerpo y el cuerpo ya no es regido por la materia, sino que el alma lo nutre y lo fortalece.

Sí que hay que renunciar a muchas cosas para dar Gloria a Dios. Sí que hay sufrimiento, porque la vida es tentadora, y es fácil trabajar en cosas que la gran mayoría desea, pero precisamente no desea el bien de uno sino el placer suyo.

Es mucho mejor no tener muchas necesidades económicas para no tener que ‘venderse’ para continuar con el rol social a que estas necesidades nos llevan. Es mejor no tener  mucho pero ser libre y feliz viviendo una conciencia de bien. Hay que plantearse esto y a su tiempo decidir estudiar y trabajar en algo que uno no tenga que vender su dignidad, que uno no tenga que llevar, con su conducta, a otros a perder la fe en Dios, en el hombre, en uno mismo. Porque conseguir el respeto de los buenos es difícil, y perderlo es fácil. Es preferible perder las posesiones económicas que no las posesiones del alma. No vamos a vivir siempre. Ni tú, ni yo, ni nadie. Sólo Dios y los que están con él.

Si es preciso cambiar de profesión, se cambia, pero no se persigue una estrella y se queda uno viviendo en un planeta hostil.

Algunos tienen que renunciar a mucho: Dios renunció a todo; dio su vida por nosotros.

Cuesta, pero más cuesta la deshonra y el deshonor y la mala reputación habiendo conseguido ser amado, respetado y Luz en un mundo tan necesitado de ella.

A veces es mejor ir a lavar platos; mientras se laven bien, ¡claro!

Se puede montar una empresa, hacer de comercial, ponerse a labrar la tierra, pero jamás vender por un puñado de monedas al Amor con que Dios nos ama.

¿Será que Dios quiere que cambie todo, TODO, en nuestra vida? Es celoso. ¿Tanto? ¡Sí! Y más… Te ama con locura, hasta que no estés atado a nada. Luego te lo da todo, porque nadie gana a un Padre que es Dios, en generosidad, misericordia, lealtad. ¡Dios te ama!

Gracias por la frase de hoy.

 

El regalo de…

Archivado en: ***** Amistad,***** Virtudes - Actitudes — hijasuya @ 5:45 pm

El regalo de Escuchar.

1- Pero realmente escuchar, sin interrumpir, bostezar, o criticar.
Solo escuchar ..


2.- El regalo del Cariño.

Ser generoso con besos, abrazos, palmadas en la espalda y apretones de manos,
estas pequeñas acciones demuestran el cariño por tu familia y amigos.


3.- El regalo de la sonrisa.
Llena tu vida de imágenes con sonrisas, dibujos, caricaturas y tu
regalo dirá: “me gusta reír contigo”.


4.- El regalo de las notas escritas.
Esto puede ser un simple “gracias por ayudarme”, un detalle como
estos puede  ser recordado de por vida Y CAMBIARLA AUN TAL VEZ.


5.- El regalo de un cumplido.
Un simple y sincero “te ves genial de rojo”, “has hecho un gran trabajo” o fue
una estupenda comida” puede hacer especial un día.


6.- El regalo del favor.
Todos los días procura hacer un favor.


7.- El regalo de la soledad.
Hay días que no hay nada mejor que estar solo. Sé sensible a aquellos días
y  da este regalo o solicítalo a los demás.


8.- El regalo de la disposición a la gratitud.
La forma más fácil de hacer sentir bien a la gente es decirle
cosas que no son difíciles de decir como “Hola” y “Muchas Gracias”.
Los amigos son raras joyas, que pueden hacerte enojar y sonreír,
que poco a  poco aprenden a escuchar, a alentarte y ellos siempre
abrirán su corazón a nosotros. Demuéstrale a tus amigos cuanto es
lo mucho que los estimas.


Y A TODAS ESTAS COSAS TENEMOS QUE AGREGARLE … EL AMOR DE DIOS,
QUE DEBE ABUNDAR EN NUESTRO CORAZON…

Gracias por tan magnifica exposición de alguien que sabe Amar.

Para todo ello uno tiene que estar. Que sea fácil hallarte, que estés allí, como las madres que siempre están. Uno se va y sabe que siempre hay una madre con la que puedes contar y que te dará siempre las gracias por acudir y te escuchará, te alentará y te verá con los ojos de la caridad.


 

Hoy es mi día para cambiar,

Archivado en: ***** Sé mejor - Avanza,***** Vida-Meta,Voluntad — hijasuya @ 4:42 pm

Hoy es mi día para cambiar,
hoy es mi día para olvidar,
hoy es mi día para meditar,
hoy es un día para imaginar.

Hoy es un día que comienza al despertar
y por lo tanto hay que aprovechar,
hoy es un día que se va a fabricar.


Hoy es mi día que voy a amar,

Hoy es mi día que fortuna haré brillar,
hoy saldré a perdonar,
hoy saldré para transformar.


Hoy quitaré los errores de mi vida,
hoy quitaré desamores que no se olvidan,
hoy seré una nueva poesía
hoy seré una nueva juglaría.


Hoy quitaré muchas heridas
y las cicatrices que hay en mi vida,
hoy no seré tan egoísta
y ayudaré a la gente que me lo pida.


Hoy estaré en paz con mi familia
y no levantaré la mano con mi vida,
hoy estaré en paz conmigo mismo
y no fallaré a mi propia justicia.


Hoy estaré en manos de Dios
y pondré en Él mi dañado corazón,
hoy seré un ser espiritual
y por eso estaré meditando sin cesar.


Hoy no odiaré a la gente que lo hace
y la bendeciré pues esa es mi parte,
no me corresponde a mi el juzgar
por eso dejaré a Dios el trabajar.

Hoy tendré tranquilidad
y por eso mismo voy a disfrutar,
este día va a comenzar
y para nada lo voy a desperdiciar. ..

Les deseo un hermoso día lleno de Amor  y  Felicidad.

Gracias. ¡Que maravilloso poema! Lleno de vida y proyectos. Muchas gracias.

Yo también les deseo un hermoso día lleno de Amor y felicidad.

Todo se puede en la vida, con Cristo, que nos fortalece.

Dios te bendiga y se quede en ti. En todos.

 

Amar y Servir

AMAR Y SERVIR

Cada uno de nosotros
tiene una tarea específica
en la difusión del bien.

Prepárate para trabajar,
porque los deberes
son muchos e importantes
y son pocos los que
tienen conciencia de ellos.

Para que puedas
triunfar en la vida,
hay dos peldaños
de suma importancia,
“Amar a tu prójimo y Servir”

Jamás te desanimes
en la conquista
de los valores del alma
y procura en todas las circunstancias
“Amar y Servir”.

Procura dar más
de lo que puedas…
una buena palabra…
una sonrisa…
un gesto de estímulo…
un pensamiento generoso;
una ayuda oportuna
y sentirás una gran verdad;
es mucho mejor dar que recibir.

Extiende tus brazos generosos
para ayudar y cultivar el bien,
así podrás recoger
frutos abundantes
de felicidad y de amor.

La mayor satisfacción
que puedas conocer
en la vida es:
¡La felicidad es dar!

_________________

Gracias.

Lo que ocurre con Amar y Servir, es que al hacerlo, al dar: recogemos, porque servir es como plantar una semilla y siempre sale fruto de una semilla.

Al dar recibimos. Quizás no de la misma persona a la que hemos dado o servido, porque muchos no quieren que los sirvamos e incluso les molesta este, nuestro servicio, pero, recibimos SIEMPRE, repito: SIEMPRE, porque lo natural es que quien siembra reciba y todos recibimos, incluso los que siembran discordias y criticas y etc., porque en la vida natural se rige por el sentido racional de COMPENSACIÓN.

La misma naturaleza es un equilibrio. Incluso en los animales que unos se comen a otros para vivir. Pues ocurre igual en las personas, como vivir es para conocer y Amar al amor aquí lo que vale y cuenta realmente es eso: el amor, la Bondad de Amar en el Amar, por eso, quien Ama y hace bondades: Ese gana siempre y recibe siempre su compensación en lo natural que es ser imagen y semejanza de Dios.

 

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.